Beatriz Touriñán Ramos

Desde que era pequeña ha luchado por los derechos de los animales y defendido el medio ambiente. Tiene historias en su infancia que te dejarían sin palabras. Hace unos años decidió montar una protectora para dar cobijo a todos los animales abandonados y maltratados que pudiera cobijar. Su casa es un santuario y sus hijas unas niñas criadas con unos valores dignos de admiración. Se merece ganar este premio. Porque además, irá para sus peques de la prote a la que tanto ama.