ECOVIGILANTES DE FRANCISCANAS

Su cuidado exquisito de su entorno a lo largo de tantos años; en este han plantado en Palmés, Orense. Han recogido colillas, han cuidado el huerto escolar, han cuidado mascotas, han recogido basuraleza, han compostado; son detectives sociales de Apes con prevención en delito forestal; y todo lo hacen voluntariamente, fuera de las horas de clase; es un orgullo verlos caminando o en bicicleta; reciclando a todas horas y recogiendo tapones solidarios para BANTA o para el Concello de Monterrey; reciben charlas sobre SEPRONA, Cambio Climático… desean un mundo mejor, una Tierra sostenible. Han recibido premios a nivel gallego, y ahora uno de cajas nido de Seo Bird Life; trabajan con Amigos da Terra, Sustinea… es que no paran. Cuidan el Río Loña Y salen en el periódico cada semana.